Los 5 Mejores Ralladores Eléctricos De Queso

Para rallar queso en la pasta o para preparar migas de pan para sus recetas, aquí están los mejores ralladores eléctricos para comprar.

El rallador eléctrico es un accesorio útil e indispensable para acelerar el rallado y picado de cualquier tipo de alimento. Los ralladores eléctricos también están diseñados no sólo para ayudar en el trabajo en la cocina, sino también para facilitar los procedimientos de limpieza y mantenimiento de la herramienta.

La limpieza es un aspecto a tener en cuenta al elegir su rallador eléctrico . Los modelos más sencillos suelen tener un solo rodillo desmontable, mientras que los más profesionales y sofisticados están equipados con componentes desmontables y lavables a mano, pero también en el lavavajillas.

En general, es aconsejable lavar el rallador antes de almacenarlo; de esta manera, se evitará la aparición de posibles mohos o el deterioro de los dientes por oclusiones debidas a la presencia de residuos de alimentos.

Recomendado Nº. 1
Rallador Electrico, TIBEK Rallador de Queso Eléctrico Acero Inoxidable con 5 Accesorios, Ralladores de Queso, Verduras y Fruta, Batidos, Sin BPA/Rojo
  • 【Rallador Electrico Multifunción】TIBEK rallador electrico está equipada con 4 cuchillas de acero inoxidable intercambiables: inserto de corte, insertos de rallador fino, inserto de molienda...
  • 【Conveniente y Práctico 】Rallador de queso electrico con motor potente de 200 W, puede trabajar fácilmente con solo tocar un botón. Ya se trate de papas, zanahorias picadas o en rodajas,...
  • 【Material de Grado Alimenticio】TIBEK cortador de verduras eléctrico con 6 accesorios y tubo de alimentación grande. Tubo de alimentación grande de plástico ABS de alta calidad (sin BPA) y las...
  • 【Fácil de Limpiar y Almacenar】Rallador queso electrico slectrico se desmonta y es muy fácil de lavar y lo único que lavarás es el tubo y el cilindro; piezas desmontables aptas para el...
  • 【Mejor servicio postventa 2 años】TIBEK excelente servicio al cliente para un soporte rápido, eficiente y profesional. Si tiene alguna pregunta, no dude en contactarnos. Nuestro servicio al...
Recomendado Nº. 2
Ariete 44 - Rallador (1500 mAh, 15h, 660g) Color Blanco
  • Inalámbrico, incluye batería recargable.
  • Ralla hasta 1 kg de queso con una carga.
  • Cuchilla de acero inoxidable.
  • Ralle queso fresco, chocolate, nueces, pan.
  • Fácil limpieza: las cuchillas de acero inoxidable son fácilmente extraíbles.
Recomendado Nº. 3
Meykey Rallador Eléctrico de Verduras y Fruta, Cortador Verduras 150W, Rallador Eléctrico con 4 Accesorios de Acero Inoxidable Cilindros,Sin BPA
  • RÁPIDO Y EFICIENTE: El rallador de verduras con motor de potencia de 150W. El helicóptero eléctrico puede cortar o triturar verduras rápidamente. Ahorre mucho tiempo y energía.
  • CUATRO CONOS: El rallador cocina eléctrico, contiene 4 conos intercambiables diferentes. Cono de rejilla grueso, cono de rejilla fina, cono de corte grueso, cono de corte fino, cono de trituración...
  • FÁCIL DE USAR: solo operación con un solo botón, tubo de alimentación de 90 mm / 3,5 pulgadas, canal inclinado ancho para una fácil operación; El diseño extraíble facilita la limpieza....
  • MULTIPROPÓSITO: 4 cuchillas intercambiables es la mejor opción para zanahorias, pepinos, queso, cebollas, tomates, patatas, calabacín. Cortador de Verdura,un asistente de cocina perfecto.
  • ASPECTO ELEGANTE: Acabados de plata metalizada, que muestran un aspecto moderno en plata noble. El potente motor de 150W le permite realizar fácilmente todas las operaciones de corte de vegetales,...
Recomendado Nº. 4
Ariete Gratí Rallador eléctrico, Naranja, Color blanco
  • Capacidad de batería: 1500 mAh
  • Más de 100 platos de autonomía
  • Aparato totalmente desmontable ideal para una limpieza rápida
  • Tolva desechable
  • Tapa de cierre lateral
Recomendado Nº. 5
Leifheit ComfortLine - Molino rallador de Queso, Color Blanco
  • Molino rallador de queso para rallar queso duro de forma sencilla
  • Puede desmontarse por completo para una sencilla limpieza
  • Apto para diestros y zurdos

Cómo elegir un Rallador Eléctrico: Tipos y características

Es esencial saber qué características hay que tener en cuenta en el momento de la compra para garantizar el producto más adecuado a sus necesidades.

En particular, en lo que respecta al rallador eléctrico, no sólo hay que tener en cuenta sus características, que son fundamentales para la versatilidad del producto, sino también su tamaño y potencia, que son decisivas para la cantidad y el tipo de alimentos que se pueden rallar.

Estructura y dimensiones

Los ralladores eléctricos se dividen en dos tipos principales:

  • Rallador profesional para ofrecer un alto rendimiento, aunque sus dimensiones sean decididamente más voluminosas (13 x 11 x 11 pulgadas).
  • Rallador doméstico para satisfacer las necesidades estándar, con pequeñas dimensiones que permiten guardarlo cómodamente en la estantería de la cocina (desde 8 x 4 x 3,5 pulgadas hasta 10 x 6 x 4 pulgadas).

En el mercado también hay ralladores extremadamente pequeños que se pueden utilizar con una sola mano, para ponerlos en funcionamiento directamente en el plato y se pueden guardar cómodamente en el cajón, junto con los cubiertos.

Estos modelos son especialmente adecuados para quienes buscan una herramienta fácil de usar, con funciones mínimas, capaz de reducir el queso y los copos de pan seco, pero también los frutos secos y los aromas deshidratados. Por lo general, estos ralladores tienen una longitud de entre 6 y 8 pulgadas y un ancho de unos 2,5 a 3 pulgadas.

Según el tipo de rallador, también varían la estructura y los componentes de los que está equipado; el rallador eléctrico manual, al estar diseñado para ser utilizado directamente sobre la mesa, tiene un diseño refinado y refinado y consta de un solo cuerpo que suele estar equipado con un práctico rodillo extraíble.

Componentes y materiales

En el caso de los ralladores eléctricos domésticos, los componentes son más numerosos: además del cuerpo de la máquina, hay un recipiente para recoger el producto rallado, y la mayoría de las veces también se suministra una bandeja adicional para almacenar alimentos.

En cuanto a los ralladores profesionales, la estructura principal está hecha de acero inoxidable resistente, y los componentes están mecanizados y acabados para proporcionar un alto rendimiento y una larga vida útil.

Los más Elegidos por los Usuarios

Recomendado Nº. 1 Rallador Electrico, TIBEK Rallador de Queso Eléctrico Acero Inoxidable con 5 Accesorios, Ralladores de Queso, Verduras y Fruta, Batidos, Sin BPA/Rojo
¡Oferta!Recomendado Nº. 2 Moulinex DJ7535 Fresh Express - Picadora Eléctrica con 3 Funciones en 1, 150 W, Plástico, Rojo/Blanco
Recomendado Nº. 3 Meykey Rallador Eléctrico de Verduras y Fruta, Cortador Verduras 150W, Rallador Eléctrico con 4 Accesorios de Acero Inoxidable Cilindros,Sin BPA

Peso y estabilidad

El peso del producto está estrechamente relacionado con el diseño y la funcionalidad, y también puede variar significativamente: un modelo manual puede pesar incluso sólo 21-25 onzas mientras que los más profesionales pueden llegar a pesar hasta 22 libras.

El factor peso es muy importante no sólo para la facilidad de uso del producto sino también para la limpieza. Hay que tener en cuenta que si se busca un producto que satisfaga las necesidades básicas, y que además sea versátil, un rallador demasiado ligero puede no tener la solidez y durabilidad necesarias.

El cuerpo de la máquina, sólido y estructurado, le permite montar accesorios útiles que le permiten realizar numerosas funciones como picar, cortar y rallar.

En cuanto a los ralladores profesionales, decididamente muy pesados, sería aconsejable evaluar la posición más adecuada antes de comprar para preparar ya el lugar donde se colocará y utilizará.

Su estructura y su peso no permitirán que se mueva, por lo que es aconsejable encontrar una estación de trabajo que la haga utilizable y que la haga adecuada a nuestras necesidades.

Actualmente, en el mercado, también hay modelos híbridos que tienen una estructura muy similar a la de los ralladores profesionales pero que se diferencian de éstos en su función y rendimiento.

Suministro

Las dos características técnicas de la potencia y el poder son otros dos factores que afectan a la calidad y los aspectos funcionales de nuestro aparato. Un rallador manual no suele ser muy potente y suele funcionar con pilas para que su uso sea cómodo y funcional (normalmente 1500 A/h).

Los mejores modelos disponen de una batería recargable; en estos casos, es aconsejable consultar la ficha técnica del producto para conocer los tiempos de recarga y autonomía.

El rallador doméstico, al igual que el profesional, que proporciona un mayor rendimiento y asegura un uso cada vez más prolongado a lo largo del tiempo, requiere un suministro de energía continuo y debe estar conectado a la red eléctrica.

Para este tipo de modelo es necesario prestar atención a la longitud del cable y al consumo del producto para no arriesgarse a encontrar sorpresas desagradables en la factura.

Potencia y consumo

La potencia es un factor decisivo para el rendimiento, y sobre todo para los alimentos, que se podrá picar. Si queremos rallar quesos muy maduros, pan seco, fruta deshidratada, u otros alimentos particularmente sólidos, se necesita un producto de alta potencia.

Si, por el contrario, buscamos un rallador que satisfaga las necesidades básicas pero que sea extremadamente manejable, entonces un producto alimentado por baterías será suficiente.

El consumo está estrictamente relacionado con la potencia del rallador, que puede variar, incluso de forma significativa, según el tipo de modelo: los productos más pequeños y esenciales tienen una potencia de 10W. Al mismo tiempo, los ralladores más complejos también pueden alcanzar 500-600W de potencia.

Tenga en cuenta que en el caso de los ralladores de batería, la potencia se identificará en base al voltaje de la batería.

Funcionalidad

Para elegir el rallador más adecuado a nuestras necesidades, es muy importante evaluar las funciones con las que está equipado el producto. Actualmente, en el mercado, hay modelos que son capaces no sólo de ser grandes sino también de cortar o desmenuzar en formas, incluso muy diferentes.

En el caso de un rallador manual, por ejemplo, es importante evaluar la presencia de una ranura de distribución, situada debajo del cilindro del rallador, útil para recoger el alimento rallado, evitando así que se extienda alrededor de la mesa.

Otra característica muy funcional que debe tenerse en cuenta para este tipo de aparatos es la presencia de un rodillo extraíble; de esta manera, será más fácil limpiar las cuchillas y asegurar un rendimiento constante a lo largo del tiempo.

En cuanto al rallador doméstico, hay que tener en cuenta las opciones de las que está dotado; un factor extremadamente útil es, sin duda, la variación de la velocidad; de este modo, será posible adaptar el producto según la fuerza del alimento.

Función del pulso

En algunos productos existe una función adicional, llamada «pulso», con la que se pueden dar impulsos cortos y rápidos que permiten liberar las cuchillas de los restos de comida. De esta manera, será posible limpiar nuestro aparato con más agilidad y comodidad.

Limpieza

En general, es aconsejable tener en cuenta la facilidad con que se puede desmontar y montar nuestro aparato; de esta manera, será posible eliminar más fácilmente los residuos de comida y de suciedad del rallador.

En el caso de los ralladores profesionales, es aún más importante poder alcanzar con seguridad los diversos engranajes y componentes que lo componen para garantizar un alto rendimiento constante.

Seguridad

Una función que no debe subestimarse al comprar nuestro rallador eléctrico es el sistema de seguridad: esto evitará que los dedos entren en contacto con el aparato mientras está en funcionamiento.

En los modelos más profesionales de ralladores, existe también un sistema de apagado automático que evita el sobrecalentamiento excesivo del producto o detiene el funcionamiento en caso de peligro.

Accesorios

Los accesorios son también un factor capaz de hacer el aparato más versátil y funcional, adaptándolo así a las diferentes necesidades diarias. Además, en este caso, existen importantes diferencias entre los distintos tipos de ralladores eléctricos debido esencialmente al tamaño del aparato y a su potencia.

En los modelos más básicos, hay uno o dos rodillos con dientes diferentes para obtener cortes diversificados; los ralladores más sofisticados permiten en cambio tener varias cuchillas de repuesto o utilizar el cuerpo de la máquina como un verdadero aparato multifuncional capaz de picar y moler incluso la carne.

El accesorio más importante en un rallador eléctrico es sin duda el rodillo dentado, un elemento con el que se puede rallar queso y otros alimentos. Por lo general, el instrumento está hecho de acero inoxidable, y esto asegura un alto rendimiento y fácil limpieza.

En los modelos más versátiles, incluso este sencillo accesorio puede equiparse con diferentes dientes que le permiten una gran alimentación según sus preferencias y con la consistencia deseada.

Algunos modelos permiten sustituir no sólo diferentes tipos de rodillos dentados, sino también diferentes tipos de cuchillas; de esta manera, también será posible cortar frutas y verduras con diferentes cortes.

Para tener calabacines en juliana, para cortar pepinos o tomates en rodajas finas, para picar carne y fruta, el rallador eléctrico puede ser de gran ayuda en la cocina, reemplazando muchas de las viejas e incómodas herramientas.

Elementos adicionales

Otros elementos extra útiles y funcionales son los cuencos externos con un cierre para conservar la frescura, especialmente útil para almacenar los alimentos una vez rallados y mantener el aroma, y el tapón para cubrir la parte externa del rodillo o las cuchillas para protegerlos de posibles rasguños y mantener el filo intacto.

¡Haz clic para puntuar esta entrada!
(Votos: 0 Promedio: 0)

Escribe Aquí Tu Comentario